noviembre 29, 2016

Las portadas variantes

En estos tiempos en donde las portadas variantes, han hecho la locura y el desenfreno de los coleccionistas, haremos un breve recorrido, por los orígenes de estas singulares y atractivas portadas, que a más de uno trae gratos recuerdos, pero comencemos por un principio. Uno de los detalles fundamentales de una portada, sea de un revista, un libro y claro un comic, es la de llamar la atención, pues es la primera imagen que tenemos y visualizamos bien de cualquiera de estos productos. Y al ser capturada en nuestra mente, esta comienza a decidir si nos oponemos o’ no al comprarla.
En el caso de los comics, la portada buscara atraer la vista de coleccionista, que será seducido, por diversos factores, como son  la composición del dibujo, la geometría, la perspectiva, el trazo y el color.
Además la portada es en primera instancia, lo que nos hará recordar la trama, el desarrollo y el contenido del comic (aunque no necesariamente tiene que ser así, pues existente portadas que no tiene nada en relación con el contenido del comic). Esto aplico principalmente de los años 60’s, 70’s y 80’s, pues no requerían de más detalle que estos.
Pero ya entrada la década de los 90’s, y con la facilidad de poder colorear y componer más la portadas, se comenzó a darles otros atractivos más. Tal fue el caos de los famosos hologramas, que se colocaban ya sea en el título, y hasta cubrir casi toda la portada.

Y qué decir de aquellos acabados metalizados, que hacían muy sugerentes y llamativos los comics.
Tiempo después y debido a los altos costos que estos requerían para la fabricación de las portadas, se buscó otras alternativas, pero esto sucedió ya entrado el siglo XXI.
Tal fue el caso de las portadas variantes, en las cuales y principalmente en los números uno de esos comics, salían de entre 3 a 5 y hasta 10 portadas diferentes de un mismo número. ¿Con que finalidad? Pues la de especular que algunas de ellas, tuvieron un menor tiraje y que tiempo después se cotizarían en altos precios.

Lo curioso del caso es que este nuevo método les funciono muy bien a las editoriales, pues sabían que si volvían a comenzar X título desde el #1, con muchas portadas variantes el coleccionista convulsivo, buscaría tener a toda costa todas esas portadas, pensado que más adelante las vendería a precios increíbles.
Aunque en USA, que es donde mayormente se publican muchos comics, con distintas portadas, se han buscado nuevos métodos para que los coleccionistas, no dejen de comprar esas portadas. Tal es el caso de las portadas variantes que se venden en la San Diego Comic-Con y las especiales para tiendas de comics, como la Midtown Comics en NY.

Pero no contentos con eso, también crearon las famosas White Cover, que son portadas sin ningún dibujo y únicamente traen impreso el título del comics. ¿Para qué? Pues ya sea que algún dibujante que te encuentres en una convención de comics, te dibuje algo especial y original para ti. Oh tú mismo dibujes lo crees sería una portada correcta de ese comic.

Además recientemente salieron portadas sin color. ¿Y esas para qué? Pues obviamente para que tú, los colores a tu entero gusto. Tan es así, que existen comics completos sin color, para que tú lo colorees a tu libre gusto.

Ahora aquí en México, se comenzó a poner en marcha el mismo sistema de las portadas variantes, creando en los coleccionistas un furor por tener esas portadas variantes de un mismo número. Y aunque muchas de ellas no son tan atractivas, como para hacer un gasto doble o’ triple, ¡si hay quienes lo siguen haciendo!.
Esto en cierta medida se ha salido un poco de control, pues al crear la especulación de que esta portada de Batman o’ de los X-Men, o’ del comic que quieras, ya nos las encuentres fácilmente, pues resulta que son portadas que solo se venden en Samborns, y los oportunistas las compran y las revenden hasta 3 veces más el valor de su portada, y claro siempre existirá el ingenuo que si pagara ese precio.
Y es de aquí mismo, que muchas tiendas de comics, han querido también ser partícipes de este método, pues ya tenemos el caso de las supuestas portadas variantes especiales de la Mole. Que como dijimos en el post anterior, se supone son únicas para este evento, vendiéndolas entre 5 y 8 veces su valor original de portada.

Ya para concluir. Tu amante del noveno arte, no permitas que la especulación, y el chantaje de poseer todas esas portadas variantes sea una obligación para ti, y sobretodo que creas que estas te harán en unos años millonarios. Pues finalmente la creación de las portadas variantes, es para que selecciones la que más te guste y la compres en su precio fijo de portada. ¡No tienes por qué pagar más! Pues ya lo hemos dicho, esto es un hobby para los amantes de comics. No para hacer negocio, pues ya lo dijimos, el valor real de cada comic se lo das tú.